Archivo para el torreón

El desplome del Torreón

Posted in ANÁLISIS with tags , , , on mayo 25, 2011 by el mundo del toro

Que raro que cuando ha habido lío de corrales estos días en San Isidro siempre estaban presentes los mismos. Pero bueno, no merece la pena volver sobre el tema de que se escogen los toros más al límite para ver si con suerte pasan. En tardes como la de ayer no hubo suerte y fueron rechazados todos a excepción de tres que el ganadero de Román Sorando se llevó a la finca. La corrida del Torreón, mejor presentada, se desplomó con una gran facilidad. No de fuerza sino de casta. La nulidad de opciones hizo que la tarde se desplomara por sí sola. Como un torreón a medio construir que con el derrumbe provoca destroza a terceros.

Uno de ellos fue Juan Mora. El pacense fue recibido con una ovación muy calurosa en agredecimiento a aquel tributo al toreo de siempre de la feria de Otoño del curso pasado. No pudo alcanzar una faena igual ni un tirunfo como el de aquella tarde. Su lote no dio opción. Tan solo el cuarto le duro a duras penas dos tandas.

Suerte similar le ocurrió a Manzanares. El primero de su lote tenía mucha clase en su embestida. La lástima fue que era proporcional a su falta de fuerza. El sobrero de Carmen Segovia no terminó de ayudar a Manzanares a desplegr su concepto. El quinto más de lo mismo. La falta de casta volvió a diluir la labor de Jose Mari que por primera vez esta feria se fue de vacío.

Pero a quien más daño hizo el desplome de El Torreón fue a Cayetano. Visto y no visto su paso por San Isidro. El tercero de la tarde fue el de más opciones de la corrida sin ser una marvilla se dejó. Tenía cosas para hacerle y torearle. Estar encima y sacarle partido. Vamos lo que haría una figura del toreo o se le presupone que debe hacer. Con el sexto fue un horror. Como si luciera el hierro de Victorino. Con complicaciones Cayetano se vino abajo. Se intentó poner delante, dando el pecho una y otra vez pero el toro no tragaba ni uno, se quedaba corto por los dos lados. Evidenció falta de oficio. Y ya son muchs las primaveras. El desplome será total de un momento a otro.

15ª de abono. Toros de El Torreón -sustitutos de los anunciados de Román Sorando- bien presentados pero faltos de casta. Mejor el 3º. Complicado el 6º. Un sobrero de Carmen Segovia (2º).

Juan Mora (pavo y oro): silencio y saludos.

José María Manzanares (nazareno y oro): silencio y aplausos.

Cayetano (pavo y oro): silencio y silencio.

Destacó Curro Javier al parear al quinto. Ovacionado.

GRAN TORO DE PALHA

Posted in SAN ISIDRO 2010 with tags , , , , on mayo 29, 2010 by el mundo del toro

Que dios te libre de que te embista un toro. Eso le tenía que haber dicho a Francisco Javier Corpas su amigo Ortega Cano. El tercer toro de Palha derrochó bravura y clase, y por ambos pitones. Una faena a base de trapazos y enganchones no mermaron la buena condición del tercero de la tarde. Una pena que Corpas no pudiera entenderse, a su favor hay que reconocer que habiendo toreado una corrida de toros el año pasado es difícil someter un toro bravo, pero de ahí a la impotencia de ni ponerse delante, hay un abismo. Por el que ha caído Corpas con su actución ante el gran toro portugués. El que cerró plaza, de imponente trapío y remiendo de El Torreón tuvo posibilidades y resultó un toro muy encastado. También se vio desbordado el de Sevilla.

Quien parecía tener la temporada hecha era Jesús Millán. Si bien es cierto que lidió por abajo a sus dos toros con el capote en el primer tercio, no es mentira que padeció la fiebre de los años. El cansancio de la indiferencia de que te embista un toro. O te sale todo rodao o no tienes ganas ni cuerpo para hacer que el toro y tu embistais al unísono. El resultado no es otro que el aburrimiento y el cabreo del respetable. Antes de comenzar el paseillo declaraba “haber qué se puede hacer”. Ese es el problema. En Madrid no puedes dejar nada sin hacer, sin intentar, si no, no vuelvas, o de lo contrario no te dejarán volver.

Antes de llegar a la oreja cortada, mención especial se ganaron con los rehiletes Carlos Casanova y Jesús Arruga que se ganaron una gran ovación por parte del público. La más unánime del festejo.

Al final Fernando Robleño se desquitó de la faena al segundo de la tarde. Un toro de Palha que no se empleaba mucho en los muletazos y que no embestía por abajo, eso sí, tenía emoción. Y en Madrid es capital que el toro tenga emoción. De lo contrario ya puedes pegarte tú solo el arrimón que va a dar igual. Le salvó la tarde el remiendo. No hay quinto malo, de la ganadería de César Rincón. Muy serio y con gran trapío también, de los que matan los gladiadores que suelen cerrar San Isidro, vamos. El toro tenía premio. Quiso apostar Robleño y luchar por recordar a aquel chaval que se metió en el bolsillo a una afición con un toro de Victorino. No siguieron caminos paralelos pero el bajo momento parece que los une ahora. O unía. La oreja de Robleño ha puesto remedio hoy al ostracismo que vive con una faena en la que ha puesto mucho y que de no haber estado retrasando la muleta cada poco pudiera haber adquirido la faena otros aires. Aires de Puerta Grande con el bueno de El Torreón. Aires que se esfuman cada día que pasa y que parece que el Santo se va a quedar sin oler.

Cuatro toros de Palha, mal presentados, terciados, sin remate y alguno impropio para Madrid, por debajo del límite. Gran toro y fuertemente ovacionado el 3º. Dos remiendos de El Torreón (5º y 6º), de imponente trapío. Muy serios y con muchas posibilidades, ambos ovacionados en el arrastre.

Jesús Millán, silencio y pitos.

Fernando Robleño, pitos y oreja.

Francisco Javier Corpas, bronca y silencio tras aviso.

Foto: las-ventas.com