LOS TERCIOS


La lidia de un toro en una corrida de toros se divide en tres tercios: el tercio de varas, el tercio de banderillas y el tercio de muerte.

PRIMER TERCIO

PicadorUna vez realizado el saludo con el capote, el presidente del festejo enseña su pañuelo blanco. Mediante este acto indica el inicio del tercio de varas, el primero de los tres. En el tercio de varas se pica al toro. Para ello el picador utiliza una vara de madera. En su extremo se coloca la puya, la cual le va a ayudar a picar al toro. La puya se coloca al extremo de la vara y tiene forma de pirámide triangular, con 29mm. de alto y 20 de base de cada triángulo. Una cruceta evita que la puya entre más allá de lo debido. La longitud de la puya en caso de las novilladas disminuye hasta la mitad por aquello de la edad del astado.

El picador a parte de la puya, tiene otra serie de artilugios. Uno de ellos es la gregoriana, es la pieza de metal que lleva en la pierna para que el toro no se la aplaste en su embestida hacia el caballo. El sombrero que llevan se llama castoreño y lleva un adorno que se llama moña. El último picador del festejo se quita el castoreño y saluda al presidente después del primer tercio en señal de saludo por todos sus compañeros actuantes en el festejo.

Afortunadamente, hoy en día, los caballos de picar llevan protección para evitar que los cuernos del toro lo destrocen. La protección se llama peto y cubre todo el cuerpo de caballo. En las patas lleva otra protección del mismo tejido: los manguitos. El caballo lleva los ojos vendados para evitar la huida cuando se arranca el toro.

Para más información sobre la puya, el peto y la vara, pinchar aquí.

Las entradas que el toro hace al caballo dependen de la categoría de la plaza. En las plazas de primera categoría se exige un mínimo de dos puyazos. Por otro lado en plazas de segunda o tercera categoría es necesario, tan sólo, un puyazo. La duración de cada encuentro entre toro y caballo depende del criterio del torero, bajo supervisión del presidente del festejo.

* El 15 de abril de 1.959, El Ministerio de la Gobernación dicta una Orden por la cual señala que hay que pintar en los ruedos dos rayas concéntricas para delimitar el sitio del toro, y la colocación del caballo de picar en la suerte de varas.


SEGUNDO TERCIO

Como sucede con el primer tercio se da paso con el pañuelo blanco que el presidente saca desde el palco presidencial. Así se pone fin al tercio de varas y así comienza el segundo tercio de la lidia, el tercio de banderillas.

Par de banderillasEn este caso los subalternos juegan un papel muy importante en la colocación de las banderillas. Las banderillas sirven para ver por qué pitón embiste mejor el toro, de ahí que se vayan alternando al entrar. Dos subalternos banderillean al toro, dividiéndose las entradas. El primero o segundo de la cuadrilla pone dos pares de banderillas a uno de los dos toros del torero, mientras que, el tercero de la cuadrilla pone un par de banderillas a cada todo.

El mínimo de banderillas a clavar es de cuatro, siendo seis el máximo permitido. atendiendo al reglamento, pero en algunos casos, y sobre todo cuando es el propio matador el que realiza este tercio durante la lidia de su toro, el presidente permite que éste coloque cuatro pares de banderillas.

Es muy frecuente que varios toreros banderilleros compartan cartel y coloquen baderillas conjuntamente a sus toros.

TERCER TERCIO

Como sucede anteriormente, el pañuelo blanco indica el cambio de tercios. Comienza así el último de la lidia, el tercio de muerte. Durante este tercio tiene lugar la faena de muleta del torero. Este compás de la lidia recibe este nombre debido a que es el momento en el que el torero da muerte al toro.

El torero puede adoptar dos posturas: la suerte natural o la suerte contraria. En la suerte natural el matador sale entre las tablas y el toro. En el caso de la suerte contraria el toro pasa entre las tablas y el torero.


Anuncios

7 comentarios to “LOS TERCIOS”

  1. joder en aquel tercio se han lucido y los aficionados de hueso colurado . han estao contentos y pues bueno . ya han recibido la obacion…

  2. Germán Castillo Pinto Says:

    ¿Por qué es cada vez menos frecuente que el peón de confianza salga a correr el toro para que el matador observe su comportamiento?. Ahora él sale inmediatamente del burladero a enfrentarse con la res. Esto hace que en buena parte se pierda el toreo de capa o resulte atropellado por que el toro no está preparado para iniciar la lidia. El matador termina cubriendo este espacio como si fuera él el subalterno. ¿Dónde ha quedado la reina del toreo de capa y aquellas medias verónicas majestuosas?. Recuerdo y añoro las chicuelinas de Paquito Muñoz. Igual pasa con los quites ¿será que vivimos una etapa en la que no interesa estimular aquellas rivalidades del pasado?. Igual ocurre cuando el matador lleva el toro al caballo ¿dónde han quedado las chicuelinas al paso?. Nuevamente el diestro toma y actúa como el mejor peón, perdiendo esa majestad que impusieron los grandes del pasado.
    En cuanto a las innovaciones no deben admitirse como cualquier ocurrencia, que terminan siendo auténticas faltas de respeto y consideración hacia el buen aficionado o terminan prostituyéndolo. En 1961 vi en la monumental de Barcelona en una novillada a M. Benítez extendiendo el capote sobre el albero y sentándose sobre él para descansar de unos brincos que diera de una manera grotesca. En el 2005 vimos al diestro que banderillea reculando, pero cómo le cuesta enseriar la lidis con unos naturales legítimos, pero así y todo se gana sus trofeos. Hay toda una campaña promovida por los adversarios de la fiesta. Yo pienso con todas estas innovaciones de mala ley, que son estos dirigentes, autoridades y aficionados de nuevo cuño los peores enemigos deLA FIESTA DE LOS TOROS.

  3. Ramón Martínez Says:

    ¿Podrían decirme que nombre y que función tienes las lineas circulares que se dibujan en el ruedo? Muchas gracias, de antemano.

    • Desde la grada Says:

      La primera linea, la que está más cerca de las tablas, es haystack donde deberia salir el caballo del picador. La segunda,que si mal no rescuer do está a 3 m. de la primera, es la zona má cercana a la que se debe dejar el toro

  4. Parece que no has leído el texto de arriba

  5. “Afortunadamente, hoy en día, los caballos de picar llevan protección para evitar que los cuernos del toro lo destrocen”
    Él toro también debiera llevar una protección, que se inserte lo que sea pero que no sea lastimado gracias a esa protección, así protegido el caballo y el toro, y nosotros seguimos divirtiéndonos sin dañar a ninguno.
    Es una opinión, una idea, nada personal, lo aclaro para que alguien con visión lo lea.
    Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: