SEGUNDA DE ABONO


DE RODILLAS LLEGA LA PRIMERA OREJA

Cinco toros de Alcurrucén y uno (4º) de Lozano Hermanos. Bien presentados. Mansos en general. Mejor el 6º.

Luis Francisco Esplá (burdeos y oro): estocada caída (palmas);  pinchazo, media estocada (ovación de despedida)

“El Fundi” (nazareno y oro): media atravesada y caída, pinchazo hondo y un descabello (silencio); Estocada caída y un descabello (silencio).

Antonio Ferrera (fresa y oro): dos pinchazos, estocada caída, media caída –aviso- (saludos); bajonazo (oreja)

Empezó bien la tarde, con palmas y saludos para Luis Francisco Esplá al recibir un galardón por parte de Gijón, en reconocimiento a su trayectoria profesional. Vistoso en un quite por chicuelinas a su primero, compartió el segundo tercio con Antonio Ferrera. Brindó al público y sacó el toro hacia el tercio con un trasteo por abajo. El toro de Alcurrucén no colaboró en la muleta, con oficio, ¡qué pocos quedan! evitó complicaciones Esplá y esperó a la suerte del cuarto.

ESPLÁ
ESPLÁ

Salió el toro de Lozano Hermanos entre aplausos por su buena presencia. Buen sabor quería dejar Esplá y no dejó pasar el turno de quites; le pegó cuatro navarras al toro para empezar a calentar al público.  Banderilleó en solitario el de Alicante, variado, destacó el par al violín por los adentros con que completó el tercio. Volvió a dedicar su labor al respetable en forma de despedida. Pegado a tablas lo citó por alto, lo sacó a los medios con la personalidad que le caracteriza y sonriente como siempre, y como pocos, citó al toro, le dejó llegar a la muleta, le dio tiempo para ponerse en la cara y ligar los pases. Se apagaba el toro, no así Luis Francisco que dejó pinceladas de su concepto del toreo con unos ayudados por alto al hilo de las tablas rematados con un farol, que gustó en el tendido. Concluyó la labor con un abaniqueo y paró más si cabe, al toro. Con ganas se quedó el público de ver más.  Pinchó y dejó una media estocada fulminante en todo lo alto (aquí tiene que entrar, sino nada). Despidió al toro Esplá en un gesto torero y agradeció el aplauso de la afición en reconocimiento a su vida en el ruedo. Maestro, vuelva usted cuando quiera.

"EL FUNDI"
“EL FUNDI”

Volvía  Antonio Ferrera a “El Bibio”. En el tercero, primero de su lote, echó rodillas a tierra y saludó al de Alcurrucén de una larga cambiada. Dejó crudo al toro en el caballo e invitó a Esplá a banderillear. Destacó el par al violín del invitado. A tu padre vas a enseñarle a hacer hijos, pensó Esplá. A lo que respondió Ferrera: yo también los sé hacer, cerrando así el tercio de banderillas.

Cogió la muleta, tras brindar al público. Las ganas de triunfo, creo, provocaron el vuelo rápido y a media altura de su muleta por el pitón derecho. Toreó ligado y cambió al izquierdo. Al natural llegó la mejor tanda, más pausado, le puso la muleta en la cara, lo llevó largo y remató con un buen pase de pecho, de esos que gustan tanto. Tenía la oreja Ferrera de no haber marrado con la espada.

Llegó, en cambio, el premio en el que cerró plaza. También, sin mucho castigo en el caballo le clavó los rehiletes el ibicenco. Recortes, carreras, saltos, una explosión de agilidad. Se paró Ferrera en el tercer par, le citó de poder a poder, y clavó en todo lo alto -y en la cara- el mejor par de banderillas con la bandera extremeña.  Volvió a arrodillarse en el ruedo para comenzar la faena. Lo toreó por alto y remató con un buen pase de pecho. Se levantó y  ahora sí templó la embestida, le dio tiempo y ligó una buena tanda con la muleta montada. Sorteó el mejor toro del soso encierro de los Hermanos Lozano. Al astado le costaba mucho por el izquierdo y Antonio se esforzó para que pasara. Puso empeño y se gustó en el remate de faena. Con el toro a menos, el adoptado pacense trató de conectar con los tendidos dando pases a la galería. Se fue baja, muy baja, la mano. Cortó una oreja y se pidió con fuerza la segunda. En un alarde de rabia, que no de torería,  protestó al presidente su decisión. Aguantó el tirón tras no obviar el bajonazo con el que pasaportó al sexto.

Molestó el viento durante toda la tarde. Parece ser que más en el lote de “El Fundi”. No tuvo suerte el maestro de Fuenlabrada en su vuelta a Gijón. Desconfiado en sus dos toros tuvo el bonito gesto, al igual que Ferrera, de brindarle a Esplá el segundo toro de su lote. En otras circunstancias hubiera peleado José Pedro por sacar más pases de sus antagonistas.  Demasiados golpes esta temporada dentro y fuera del ruedo. Como decía ayer, las prisas no son buenas.

PD: GRACIAS TENDIDO-1 POR LAS FOTOS.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: